miércoles, 3 de enero de 2018

Alucinación

Espuma roja

Toco la espuma roja, es lo único que en esta breve ocasión, que saca sus venas al sol, se me antoja. El polvo y la sal se levantan con el viento, me mojo, parece que te siento, ¿o todo esto es un inmejorable invento?
No me acuerdo, no voy, no vuelvo, en medio de los pedales de una bicicleta veo que por el cielo van mis sueños, llenos de amor, apretujados por el deseo, y hacen ronroneos los cardos con los que me integro, y me excitan los pies, y en la emoción de sentime así parece que en tus ojos me reflejo. ¡Qué manera de haber festejo!
Huyo del capricho, pero te sigo pensando, así no se puede ir por la vida ni coqueteando, ¿salvar las distancias?, más violenta es la ignorancia, que aunque magnífica, no nos sincroniza, ¡pero es tan específica!, y seguís conteniendo lo que va sucediendo, pero no lo estás viviendo, sólo leés el argumento. Yo te entiendo.
Creés que no te conozco, pero en cada uno de tus pensamientos me desboco, me aclimato, me estremezco, y aunque el calor tire la piel y la sal la corte como un papel, te siento en todo mi ser.
Tu sabroso e imaginario aliento ronda la playa, humedece la sequedad de mi toalla, me saca las manchas, y el corazón se hace libre aunque tus esporas lo acribillen, duele la picazón, pierdo mi poca razón, todo por vos.
En esta espuma roja el amor se nota, no creas que esto no me alborota, es mi comida más sabrosa.

03 de enero de 2018


No hay comentarios: