domingo, 28 de enero de 2018

Me gusta tu sonrisa

Me gusta tu sonrisa
y vos.
Podrías sonreír de mil maneras,
pero la que me gusta
es la tuya.
Me río con ella, disfruto, tiemblo,
lleno mi aire con algo más
que estupideces,
¡y hasta vivo!
Sí, vivo, hago de mi vida
una especie de vida,
distinta a la mía,
y viendo tu sonrisa
me acerco a la vida que pretendía
cuando era niña
y crecía.
Me gustás vos,
y tu sonrisa,
hacen juntas un gran grupo,
le aportan vitaminas al día,
me dan alegría,
me inspiran,
ya no tomo aspirinas
ni otras medicinas,
y quiero mi vida
aunque mi mente se descarrila,
y no sé qué seguir estudiando,
y me siento perdida,
pero con los abrazos de tu sonrisa
todo se ilumina.
Hago un paréntesis,
y sin embargo vuelvo a recordar que es una costumbre, un cliché,
y me vuelvo a acordar de tu sonrisa,
que no es para mí,
pero no me lastima,
es una maravilla,
aunque me olvide si hay clima
o basura en la rejilla,
todo parece lo mismo,
pero si sonreís
me alegrás la vida.
Paro de mirar,
todo vuelve a la normalidad
y hasta me acuerdo de respirar,
pero me gusta tu sonrisa,
cuando a veces voy al cine
y cuando sacudo mi cuerpo
mirando al cielo,
y cuando pido volver a ser yo
y olvidarme de quien soy hoy.
Me gusta tu sonrisa
y vos,
me gusta que sonrías
cuando el mundo parece que se termina,
y si no la veo
hasta los ángeles la imaginan
cruzando una calle
de alguna ciudad
y dando vuelta por una esquina,
temblando de frío
o sufriendo calor,
pero bendecida,
para darle sentido a mi vida.

26 de enero de 2018


No hay comentarios: