martes, 10 de marzo de 2009

Nada brilla como vos


-->
So many mistakes…pero la fiebre descarrila una energía pasajera. Tengo tantas costumbres que aprender, tirarme en la cama y pensar, sin reaccionar, en la meditación profunda de los celos. Caminar un poco, dejar de sofocarme ante las negativas, porque una negativa es pervertida sólo si la negación se come una ilusión conscientemente. Cuando orgullosos son los árboles, la savia es una reaccionaria guerrera. Me meto en esos cubículos de alteración y lloro…en la soledad contraigo mi serenidad y paso a confundirme, porque las cosas no pueden ocurrir como siempre necesitamos, ni pasan advertidas cada vez que lo pretendemos. Hay negación, hay desamparo, hay que aceptarlo.

Sin embargo, dejo de embargar los momentos en que me pongo a pensar en las tonterías pensadas, cometidas y modificadas, y paso a preguntarte: ¿Te desviste esta mirada? ¿Juega con las palmas de tus ojos que resplandecen cuando todo se apaga? Brillos hay demasiados, brilla un incendio en pleno malestar, brilla una cárcel, brilla la saliva en el parloteo, brilla la escasez delante de los hambrientos pueblos, pero nada brilla como vos, nada como los cetáceos que danzan en tu mirada, nada, nada…