miércoles, 23 de agosto de 2017

Manifestación de magia negra

Un precinto de magia negra sale a rodar por el mundo, en cada mirada va encontrando su refugio, empieza por la ternura y luego la convierte en desmesura, ¡qué manera de mirar! ¡Es tal que no podés escapar!

Los confites apenas son el inicio, verte aparecer por la puerta es imaginar el desquicio, tapar la bobería para desmenuzar la alegría, que sea como la manteca de un lomo en la olla, y rebozar tus ojos de honra, porque cada vez que miran parece que alzaran su voz por la retina, y desdibujan el aire, y le sacan el aliento a los mares, y a los océanos los adornan con aullidos de focas, ¡juro que pueden volverme más loca!

Toca un acordeón de magia negra por la calles, hidratando la sal por todas partes, los ricos se quedan sin mansiones y los poetas entregan sus pasiones, la arena deja pasar el tiempo y ellos aún así le hacen jugarretas al silencio. Donde quiera que la arena se hace vida, tus constelaciones negras iluminan, juegan a predicar con herraduras, cabalgan por mi figura, desinteresadas están de manifestarse, pero mis ojos no paran con ellas de recrearse, ¡todo es tan interesante! Quiero que vos me abraces.

La verdad (si es que hay una verdad) es que tu magia negra es una obviedad, ronda el mundo escondiéndose de todo, menos de mi corazón, que está solo, y la puedo observar pintada en las nubes, cada vez que la tormenta succiona lágrimas de una lumbre. No me callaré si tus ojos me ven, que el mundo descafeinado se haga a un lado porque aún tengo fe.

23 de agosto de 2017

No hay comentarios: