lunes, 27 de agosto de 2018

Nombres

Hay nombres que tienen aromas,
como el del café,
que salta obstáculos
cuando las barreras perpetúan el poder
y sangran los milagros.
Hay nombres que tienen aromas,
como el de las nubes,
que hacen enjaular los sueños
para luego soltarlos,
¡no hay límites para la libertad
que derraman los faros!
Hay nombres que tienen aromas
como el del perejil,
y aunque los insectos se arremolinen
entre sus manos
habrá quien celebre la vida
en ese patio.
Hay nombres que tienen aroma,
como tu nombre,
no sé si se parece al de las rosas
o al de los uranios,
rebelde, atinado, pesado,
pero que tiene a mi nombre
maravillado,
no se han encontrado,
ni bailan,
las distancias de los estados,
y si no te nombré no importa,
olés como si te hubiera nombrado,
tan natural, tan airosa,
como los jazmines enamorados,
que se han puesto a pensar
en mares sin orillas,
en vientos sin escotillas,
y prohibido o no,
tu nombre huele a brisa
balanceándose en la cornisa
desplegando esa hermosa sonrisa.
Hay nombres que tienen aromas,
como el del artista
que huele a alma atrapada
en un inventario,
para luego saltar y romper la distancia
en un escenario.
Hay nombres que tienen aromas
y que forman parte del camino,
pero hay otros
que son el destino,
¿no querés ser el mío?

25 de agosto de 2018







No hay comentarios: