jueves, 26 de octubre de 2017

El pozo

Cafecito, una tura de aquellas. Me va divulgando su aroma, haciéndome sentir lenta de cuerpo. Las charlas que vamos teniendo, con el sorbo, me inician en el recuerdo. Huelo contestaciones, preguntas ocasionales. "¿Para qué me sirve estudiar esto?", "No me gusta esta materia". "Me quiero ir". "Todavía faltan veinte minutos".   
- ¿Te doblegan los recuerdos?
- No, me exaspera la desilusión que anda rondando por el mundo como sapos saltando de charco en charco sin poderse mojar.
Gomosas parafernalias beben la savia ajetreada del minuto a minuto. ¿Sos verdad o mentira? ¿Sos concierto o bocina? ¿Sos falta de caño de escape o mariposa bailando en un estanque? ¿Sos una fuente encriptada o una sed revolucionada?
El sol ya sufragó durante la mañana, y es jueves, oloroso, quejumbroso, mala onda, parsimonioso en el territorio epistolar de mis emociones.
¡Qué ofuscada me levanté!, con el maullido que sonó "antes de las seis", malhumorada, pero qué contradicción, vine a la escuela y se me olvidó que no quise acariciar a Lucy, porque cuando vuelva la dejaré sedosa.
Pero de la jornada de este 26 de octubre saqué conclusiones contradictorias: aunque en la superficie debería estar lo genuino, si escarbás lo encontrás.
Y vuelvo a la clase de 1° y a la de 2°  con la devastación en los pensamientos de los jóvenes, ¿cuándo nos haremos cargo los adultos de sus desilusiones?
Antes estuvimos nosotros y dejamos el campo lleno de cardos, y ahora ellos se pinchan al transitarlo.
¿Que no querés estudiar? ¿Dónde se quedó colgado el sistema educativo? ¿Por qué es tan difícil lo fácil? ¿Nos otorga mejor aprehensión sacar las partículas del viento?
Parece que las baldozas están rugosas, las barren, las limpian, les pasan el lampazo con aserrín y siguen dudando, ¿es rojo o negro? ¿Es flor o yuyo? ¿Es pozo o abrazo?
Abrazo, aún prefiero abrazo, el pozo que se quede absorto.

26 de octubre de 2017

No hay comentarios: