viernes, 5 de octubre de 2018

Sos

Sos todo lo que me mantiene alerta,
despierta, aguantando, suspirando,
como si estuviera viajando,
dejando mis venas abiertas,
aguardando, necesitando,
y hasta celebrando,
los sonidos
que hace el corazón cuando
por vos
está palpitando.
Sos todo lo que me deja en silencio,
dejando que pasen los minutos
como si no hubiera forma de vivirlos
si no es mintiendo,
no me puedo seguir rindiendo,
esta hora y la otra las viviré
por vos sintiendo.
Sos todo lo que me mantiene oculta,
estresándome con el correr del tiempo
que pasa y no me doy cuenta,
y te espero sin saber si valdrá la pena
o si será sólo un aprendizaje más
que se debe atravesar para salir derecha.
Sos todo lo que me mantiene deseando, incentivando, idiotizando,
el aire me pega en la cara
como esta inconstante primavera,
y yo me voy y vuelvo porque
te tengo en un mueble con tierra,
recordándome que existís,
como si fuera posible zafarme
de ese desliz.
Sos todo lo que habla en mi vereda,
cuando tropiezo con las baldozas
y con la libertad de la belleza,
ando rumiando como animal enjaulado
y me salgo de la prisión como un amor desinteresado,
pero no hago más que pensar en vos,
hasta cuando el pensamiento
se enfrenta con lo que nunca
fue pensado,
ni imaginado,
la lumbre de la vida te hace aparecer
en un sillón solitario,
y te desaparece cuando el gentío deslumbra
con su alboroto desatado.
Sos todo lo que me deja librando
la incontenible ira de mis lágrimas,
¡que salgan a festejar, que sean!,
nada puede ser más duro
que una lágrima enjaulada,
te quiero de verdad
y no es un chiste,
caminar entre malezas
cuando estás triste,
pero bendecir el amor
cuando existe,
es lo más hermoso que ocurre
y lo que persiste,
lo demás pasa de largo
con la fiesta y el engaño,
pero el amor es eterno en mimos
y en milagros.
Sos todo lo que espero del milagro,
no hay consecuencia feliz
cuando se toman atajos,
tarde o temprano sentís
que volás por lo bajo,
y que andar sólo ha sido
una acumulación de pedazos.

05 de octubre de 2018


No hay comentarios: