domingo, 28 de octubre de 2018

No sé cómo lo voy a demostrar

Todo lo que te amo
todavía no lo he podido demostrar,
si hubiera alguna forma que pudiera
cumplir,
si hubiera realmente más vidas
en las que pudiéramos existir,
pero todo es tan incierto,
tan al descubierto
y al mismo tiempo
tan de adentro,
que no podría asegurar
que hay una forma precisa
para demostrar
cuán en el centro de mi corazón te llevo
y te quiero llevar.
Viven crujientes las sensaciones,
tiemblan de pudor las emociones,
cuando hay cuestiones de por medio
que no se pueden sortear
a veces uno cree que sólo el tiempo
las puede superar,
pero no tengo la visión clara
de lo que quiero expresar
y aún así creo que te amaré
por toda la eternidad.
No creo que el amor
sea distinto de vida en vida,
sólo considero que es el mismo
aunque cambie el cuerpo y el enigma.
Somos muy nosotros,
eso no se puede negar,
orgullosos y egocentristas en exceso,
que el amor puede sopesar.
No vamos a resignar
lo que creemos,
y haremos silencio
si no nos gusta lo que vemos.
Pero te amo,
no lo dudes un instante,
aunque a veces quisiera volar
a ninguna parte.
La dureza es un lugar
denigrante,
pero deseo sentirte
en todas partes,
olvidar mi ego,
hacinar mis privilegios,
dominar la furia
e iniciar el vuelo.
Te quiero, te amo
e intento fumigar al viento,
tener buen humor
aunque los pájaros se fuguen un momento.
Y todo lo que te amo
lo quisiera demostrar,
por más difícil que sea
y aunque sangre por lo que vendrá.
Olvidar lo que no me gusta,
aceptar, aunque sea injusto,
entender a los que juzgan
porque yo también prejuzgo.
Pero quizás todo lo que te amo
no lo pueda demostrar,
somos seres humanos
hechos al azar,
y aunque vamos construyendo
lo que nos ha de forjar,
yo te traigo dentro de otras vidas,
no lo puedo negar.

28 de octubre de 2018



No hay comentarios: