lunes, 11 de diciembre de 2017

Algo raro hay

No me hinchen, que algo raro hay. Tengo espesa una sensación, el pionono me salió rico pero más no puedo comer en esta calurosa negociación. Tragué las lágrimas, las aspiré, y festejé. Parece que al final del día, todo va bien, y en cinco horas, arriba, porque a la escuela iré, aunque todo va despacio, y me quedo esperándote con el alma en la mano, recién arrancadita del pecho, en la mano. Inútil es apurarse, las almas necesitan aprender, sólo unas pocas se chocan temprano y para toda la vida, sólo unas pocas, algunas, nada más, y mientras tanto otras van regando el patio todos los días, a pesar de que parezcan perdidas, desnutridas, con las fobias obstruidas, porque nunca se sabe, amor se encuentra, pero ese tenor sublime sólo en ocasiones al alma despierta y le arruina su silenciosa siesta. Afuera ya aparece la fachada veraniega, y me tengo que ir a dormir sin poder con la noche compartir, ni disentir, es así, no da para lanzarse por el trampolín. Se humedece la llaga, te extraño y vuelan los patos que yacían atrapados, todo se va moviendo aunque parezca quieto, todo ocurre aunque no lo notemos, todo es raro, y sin embargo parece que siento el olor de tus manos, aunque no, pero quizás sí, total de sueños tengo un libro entero para hacer reír, siempre alguna cápsula para compartir, siempre alguna figura, todo marco imaginario hace del abandono una burla. Lo único certero y absoluto que se puede explicar sobre el amor es que no tiene explicación, por eso tanta emoción, que va dando pequeños saltitos, que se raspa, pero salta el paredón. (No hago lo que tengo que hacer por vos, pero todo lo hago pensando en vos). No me hinchen, que algo raro hay, antes era rara pero no tenía conciencia de que era rara. Ahora tengo conciencia de que soy rara y quiero seguirlo siendo, cortarle los cabellos al viento, arrastrarme con él hasta que no haya más intentos, ni un solo intento, pero hasta ahí te daría un beso, no me puedo privar de eso, no de querer eso, todo lo que me quede intentando será para llegar a eso, a eso.

11 de diciembre de 2017, madrugada.



No hay comentarios: