lunes, 26 de noviembre de 2018

Es cierto

Ahora me doy cuenta que es cierto,
quizás más cierto que antes,
yo veía la luna sobre el mar
pero no la tocaba,
y ahora puedo constatar
por qué se me agita el alma,
como si fuera una plegaria
que no puede ser escuchada,
pero que dice
y se desgarra.
Eso de las vidas paralelas,
compruebo que era cierto,
porque vivo el paralelismo
todo el tiempo,
abro mi mente al desastre
cuando pienso que puedo amarte,
y luego me doy cuenta que es un sueño
y mi mente llora hasta el desgaste.
Te hablo como si estuvieras cerca
y te oliera las palabras,
tengo tantas cosquillitas
que no sé dónde ponerlas 
te cubro con mi cuerpo para que sueñes,
pero estás en otra cama
y me importa más que nada.
Es todo una gran mentira
pero también es una gran verdad,
mi verdad y mi locura,
llena de trapos y confituras,
y de amor
que navega sin premura,
atándose al viento
como si soplara debajo de tu cuerpo.
Quiero decir que es cierto,
aunque no tengo argumentos,
eso dáselo a las explicaciones confusas
para que se bañen con su bravura,
a mi dame tu tiempo
tu voz
y tus anhelos,
yo los quiero,
quiero llenarlos de besos
como si la vida entera
sólo pasara por eso.
Yo lo veía en los granos de la luna,
era cierto,
pero siempre soy tímida
y no me despierto,
a la verdad le huyo a veces
cuando no se ve como tu pelo.
Después te diré que todo es cierto,
aunque los pétalos del jazmín
me aparten de estos tiempos
y no quiera saber nada
con vivir este momento.
Es cierto, aunque no te lo cuento.

26 de noviembre de 2018.



No hay comentarios: