domingo, 19 de noviembre de 2017

Reí

Lo más sentimental y lo más frívolo, el mundo es así, un globito que se eleva y luego se pincha con una astilla de madera, y yo, como la vaca estudiosa, estoy "sorda de una oreja".
El mundo se toma unos matecitos a la sombra del árbol, en el campo, con las bandurrias andando y los caballos relinchando, y se toma unos sorbos de caviar en un restaurant lavable, abarrotado de duques con la piel que les arde, bebiendo agüita en una copa y cediendo el paso a la vertiginosa canción lírica que arma una cena sabrosa.
Lo más meridional y continental, fraguando valores dentro de un corazón que olvida y se entrega al ocasional festín de amores, mucho es más que poco, vale más tener libertad que encarcelar el ardor a uno solo, no es cómodo, es de estúpido, es indigno, girar en la misma esquina una y otra vez es de tontos, seguir adelante, así no recordás, es de genios, hablar es de fofos, fingir es de recios, ser vos es de necios, pensar es de aburridos, tener sangre en las venas es de bueyes perdidos.
Helar el alma te da la sudoración precisa en tu karma, te saca, te libera, te quita la pena, volá, no te alimentes, que el que se queda en el terreno se pervierte, y no advierte que poner los pies sobre la tierra es de gente demente, y hay que ser inteligente, lamer el jugo del repelente, portar la maléfica ficción, total el que vive de la razón no tiene perdón, ni en el guardapolvo almidón.
Vencer es lo único que importa cerca o lejos del amanecer, no pensés, total el gobierno se chupa tu fe, y mientras vos en el mercado bebés, y no lo sabés, mejor así, vivir de fiesta en fiesta te hace feliz, y no sentís, acariciás con deseo al orgullo y con él te reís, hermoso desliz, en esta vida parece que es mejor ser una institutriz, que observar y crear un reto que te haga sonreír.
Reí, no hay nada mejor, reí, sentarse a tomar un café con el silencio no es principio ni fin, reí...

19 de noviembre de 2017

No hay comentarios: