miércoles, 14 de junio de 2017

Escrito estúpido

Todo se puede borrar, porque la memoria es temporal. Te acordás de las cosas cuando te conviene, y cuando no te conviene las olvidás. De amor, ni el rastro. El continente retrasado se ha enfriado con sus pecados. De amor, ni un rostro. En una prisión han desperdiciado su reposo los abruptos hacedores del ocio. ¿Qué sería eso de "hacer algo especial con la soledad"? Me doblega tu liviandad, la acuso de infractora ante la verdad. La fragilidad y la frivolidad expulsan sus mariposas, poco queda ya de verdadero en este mundo de pequeños sentimientos. Atino a luchar contra la corriente, pero no la conozco, no corro con esa suerte, las olas se lastiman entre ellas dentro de mi cuerpo y la adoración te construye un templo, pero todo es de momento, no hay que creerse demasiado el manifiesto. Con este sueño quiero hacer la vertical del silencio, apoyarlo contra la pared y construir una red, pero entre las mallas pasan las ocurrencias para sacarle al erotismo su herencia. Cosquillas son cosquillas, se sazona la risa sin prisa. Saboreo el tiempo de la benzina, todo amor está en posición fetal en una esquina, porque es más fácil ser light y ponerse a relajar. Basta de complicaciones para vos, enamorarse es la grosería del sinsabor. Apurate, cada vez que das la espalda te tiran espinas como espadas, ojo que de tanto no ceder se te puede presentar sin poderlo creer. Todo se puede borrar porque la memoria es temporal, sólo el amor puede cegarte aunque pretendas de él escaparte. "¡Ignición!", que a pesar de quedarte las circunstancias apuntan a alejarte. Acá ya corrió la cortina la indisciplina, el alma arruga sus latidos como una pasa de uva que no escucha los silbidos en la ducha. Vas y no irás, ¿dónde estarás? Estúpido escrito de pura decepción, como pretender estar en tu corazón.
13 y 14 de junio de 2017

No hay comentarios: